Cine: Tropic Thunder

Tropic Thunder es la historia sobre un pequeño grupo de militares en la guerra de Vietnam, cuya película se está convirtiendo en la producción bélica más cara de la historia del cine: escenas de acción extremas, un reparto de lujo, un enorme despliegue de medios y de equipo,… pero el rodaje se alarga y los gastos no dejan de fluir. El reparto de la película está encabezado por tres grandes actores del momento: Tugg Speedman (Ben Stiller), Kirk Lazarus (Robert Downey Jr.) y Jeff ‘Fats’ Portnoy (Jack Black). El primero es un actor de películas de acción cuya carrera se está viniendo abajo por su falta de papeles atrayentes y su cada vez más baja capacidad interpretativa. Kirk Lazarus lleva anotados cinco oscars y es conocido por su obsesión y meticulosidad a la hora de prepararse en los papeles; de hecho se realiza una polémica operación estética para cambiarse el color de la piel y dar vida a un militar afro americano en esta película. El tercer y último integrante, Portnoy, es especialista en comedias burdas además de tener un problema muy serio con las drogas. El trío no deja de dar problemas y el rodaje tiene que pararse una y otra vez para poder atender a la “delicadas” necesidades de estas estrellas. Por si fuera poco la dirección está bajo el mando de un inepto y primerizo director, Damien Cockburn (Steve Coogan), que no es capaz de meterlos en cintura y la producción está a cargo del despiadado productor Les Grosman (Tom Cruise). Finalmente el director decide, junto con al retirado sargento Potras Tayback, autor y último protagonista con vida de Tropic Thunder, y su jefe de efectos especiales, preparar un terreno de la jungla con cámaras ocultas y explosivos para soltar al grupo de actores allí, sin avisarles de nada, con la excusa de que antes de seguir rodando deben de profundizar en sus papeles. De ese modo acabaría de rodar la película y les daría un buen escarmiento. El problema empieza cuando descubren que ese territorio está vigilado por uno de los mayores grupos de fabricantes droga del mundo.

Cuarta película de uno de los actores cómicos del momento, Ben Stiller (Reality Bites, Algo pasa con Mary). La película es zafia hasta decir basta, y sórdida. En gran medida es desternillante. Al igual que hiciera con Zoolander, pretende criticar dando una visión exagerada y disparatada del mundo de Hollywood.

Los actores se lo pasan bien y se nota, aunque puede que Ben Stiller se dé demasiado protagonismo, siendo tan bueno el reparto de actores cómicos. Tom Cruise se encuentra en un papel totalmente atípico, pero lo encarna muy bien; es realmente despiadado y desagradable. Matthew McConaughey realiza un papel pequeño pero simpático. Cuenta con muchos cameos (un buen puñado de actores famosos) además de gags de películas bélicas como Rambo o, sobretodo, Platoon. Contiene además alguna que otra escena desagradable, sobre todo al principio del filme, durante el rodaje de la película.

No es una gran película pero cuenta con medios y es divertida para aquellos a los que no pidan demasiado y se quieran echar unas risas.

James M. Smith

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s