Literatura: Romeo & Juliet (Romeo y Julieta)

Para una obra como esta, que como cualquier Shakespeare es única, debe uno decirse (y, además, convencerse de) que no espera nada de lo que va a leer, por lo que esta crítica podría hacerse inútil. Pero no lo es. Porque ¿acaso lo hubiera sabido usted si no se lo dicen? Esto, que no es más que una retórica argumental a primera vista, esconde, sin embargo, ese argumento de que hablo y que se hace necesario a la hora de hablar de un clásico: ¿qué espero de él y por qué lo leo? No vamos a discutir aquí porqué a unos libros se le han llamado “clásicos” y porqué a algunos se les recordará por siempre; ni hablaremos ahora de estilística, ni sobre estética ni poética. Sólo quiero que recapacite sobre tal idea: usted va a leer a Shakespeare.

Todo esto no quiere decir que a mí me guste Romeo y Julieta; ni siquiera quiere decir que a mí Shakespeare me parezca un genio. No. Eso lo digo ahora: “Shakespeare es un genio” y todo el mundo debe leer algo suyo alguna vez. Tampoco quiero decir que Romeo y Julieta sea una obra maestra. Lo que quiero repetirles es que está escrita por Shakespeare. Teniendo esto en mente, ya tenemos media crítica.

Romeo y Julieta es una apasionante historia de amor entre dos jovencillos… La historia es archiconocida y sus tópicos son tan típicos como esta expresión.

Yo diré que me imaginaba una historia de amor que me iba a resultar pesada. Pero me equivoqué porque nunca se me hizo pesada. El autor es tan genial que hace convivir los sentimientos humanos de manera que el amor no parece humano (suponiendo que lo sea), o, por lo menos, no parece un sentimiento (suponiendo que lo sea). Como en toda obra de Shakespeare, cada personaje tiene un papel muy claro que desarrolla siendo complejamente humano. Como digo, tan sólo los enamorados parecen de otra dimensión por toda esa idealización del amor, también ultraconocida.

Hago especial mención del sutil, irónico e inglés humor del escritor. Tiene gracia ver (por eso es tan grande) cómo conjuga an la obra la alegría con la tristeza, la muerte con la vida, lo pesado con lo ligero… Hay unas palabras del mismo Romeo, todas antitéticas, que expresan esta idea.

Y cómo no, además de toda esta belleza, las palabras. Las palabras, cuando se dominan, forman el mundo de la literatura; mundo más o menos real (siempre verosímil, o casi siempre). Para que todo el mundo lo entienda, diré que esta obra es poesía aunque sea teatro. Creo que así nos entendemos porque solemos asociar una composición bonita de palabras a la poesía. Las palabras que se dirigen los enamorados, especialmente, son preciosidades: imágenes tan bellas que hacen un recreo en aquel universo que ha creado un amor tan grande: pájaros, flores, estrellas, ojos, etc., que quizá parezcan también muy repetitivos en una historia de amor; pero pocas veces se combinan de manera tan “graciosa” (en su sentido inglés).

¿Qué se espera de esta obra? Otro consejo: si busca leer algo de Shakespeare, no lea sólo Romeo y Julieta.


Una respuesta to “Literatura: Romeo & Juliet (Romeo y Julieta)”

  1. no me gusto el final de romeo y Julieta , pero me gusto dos cosa que ellos lucharon por su amor sabiendo que su familia eran enemiga y nunca se dieron por vencido pero le falto algo muy importante la comuniacacion porque si el fray juan hubiera llegado a tiempo nada de eso pasaria.
    la segunda coca que me gusto que la familia fueron amigo.l

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: