Cine: Eagle Eye (La Conspiración del pánico)

Tras la muerte de su hermano, Jerry Shaw, un joven que huye de una vida acomodada, recibe una llamada de una misteriosa mujer, que extrañamente conoce todo lo que le rodea. Al mismo tiempo Rachel Holloman, una joven madre, recibe tras dejar a su hijo en el tren, una llamada de teléfono en la que se le advierte de que si no hace lo que le dicen su hijo morirá. Poco a Poco Jerry y Rachel tendrán que aunar fuerzas y seguir las órdenes que les dan. Mientras, las cosas se complican. Estas dos personas normales y corrientes, se convierten en los fugitivos más buscados de USA, teniendo que colaborar para averiguar qué está pasando en realidad y, lo que es aún más importante, por qué. Luchando por sus vidas, se convierten en marionetas de un enemigo sin rostro que al parecer cuenta con ilimitados poderes para manipular todo lo que hacen.

Nueva película de Conspiración realizada en los Estados Unidos, esta vez centrada en la usurpación de la intimidad a través de la tecnología: todos estamos controlados; todo lo que decimos y todo lo que escribimos deja de ser algo íntimo para poder ser revisado por los gobiernos con la intención de conseguir evitar males mayores.

Además nos encontramos con el segundo largometraje que une a director y actor, Dj. Caruso y Shia Labeouf, respectivamente, tras salir bien parados con “Disturbia”, película que en su momento tajaron de plagio o por lo menos de haber sacado las fuentes de un film llamado “La ventana indiscreta”, de Alfred Hitchcock. Esta vez se trata de una historia ideada por Steven Spielberg, quien también produce, ya que al tener la agenda tan ocupada con otros títulos decidió ceder esta historia a Dj. Caruso, realizador con el que ya había trabajado, produciendo Spielberg la citada “Disturbia”.

Aun así se pueden encontrar varias similitudes en La conspiración del Pánico con otras películas como Enemigo público, 9 días, 2001 odisea en el espacio o El hombre que sabía demasiado que fácilmente se nos pueden venir a la cabeza a lo largo de la película.

Con una buena premisa como historia el film termina diluyéndose cuando deja aparte la historia para crear espectacularidad en las acciones, además de tener un guión que a ratos resulta bastante deficiente.

Aun así esta bien llevada, sobre todo los primeros 40 minutos donde empieza siendo lo que es, un thriller sin pretensiones en lo referente al presupuesto, pero que rápidamente desaparece para convertirse en un producto palomitero en el que lo que más premia es la espectacularidad de las acciones; sin embargo, esto no significa que estemos ante una película aburrida, al contrario, más bien entretenida, en esas en las que no es imprescindible que el espectador piense demasiado, lo que quizás sea un error al tratarse de un thriller.

Como protagonistas de la historia están Shia Labeouf y Michelle Monaghan, que aunque no consiguen que exista química entre sus personajes no lo hacen mal. Están acompañados de un Billy Bob Thornton, en el papel de detective del FBI,  y Rosario Dawson quienes logran un buen papel, haciendo quizás olvidar que el personaje de Rosario pueda ser prescindible.

No es que estemos ante el mejor thriller de la historia, pero es un producto que se deja ver y no aburre, y que incluso a muchos gustará.

Francisco Gómez


 
A %d blogueros les gusta esto: