Literatura: El Estudiante de Salamanca, J. de Espronceda

D. Félix de Montemar es un estudiante solitario, rebelde, individual, egoísta, etc. Es decir, un héroe romántico. Se

dedica a seducir mujeres y luego abandonarlas, al juego y a otras fechorías, que se dice. Sin embargo le tocará pagar por todo el mal que hace. Pero a él no le importa.

Él es un hombre que está por encima de todo: no teme nada porque no ama nada;

le es indiferente cielo o infierno, Dios que Diablo, bien que mal. él actús sin necesidad de explicaciones: simplemente, ahí encuentra su sentido de libertad.

Una obra completamente romántica escrita por quien quizás sea el romántico español más íntegro. En un verso bien trabajado se manifiesta este espíritu de vida romántica: oscuridad, muerte, silencio, misterio, muertos, diablos, luchas, dudas, soledad, esa idea de libertad, ansiada, deseada hasta el colmo, valentía, individualidad… etc.

Combina una narración, en verso todo, con fragmentos dramáticos, también en verso. Unas acotaciones breves pero contribuyentes al misterio y la oscuridad. No es una obra recomendada para tods los públicos porque puede cansar a aquellos que no esté acostumbrados al género.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s